Vestidos de novia, ¿cuál es tu estilo?

vestido de novia con color predominante amarillo

Una vez tomada la decisión de casarnos encontrar el vestido de novia de nuestros sueños se convierte en la misión principal de toda –o casi toda- novia. Encontrarlo no es tan fácil como parece pues el mercado está lleno de increíbles propuestas, para todos los gustos y presupuestos; pero más complicado aún es poder quedarnos con un solo modelo, aquel que nos haga lucir como novias y a la vez sea fiel a nuestro estilo.

Cuando escojas tu vestido de novia intenta siempre reflejar tu estilo personal. No hay que ir “disfrazada” de novia sino ir “vestida” de novia.

vestido de novia color predominante blanco con flores

En revistas, blogs y foros se pueden encontrar hilos con títulos como “novias anti vestidos princesa”, “anti vestidos de novia” o simplemente “anti novias”; o comentarios críticos hacia la elección de alguna novia famosa y demás actitudes desaprobatorias hacia algunos estilos de vestidos de novias. ¡Pasa de eso!

vestido de novia real percha y calle

Busca tu estilo y olvídate de la elección de los demás. Admito que yo misma alguna vez he criticado el vestido de otra novia porque yo no lo llevaría, pero es allí donde está el punto: que yo no lleve un modelo determinado no quiere decir que no sea el vestido de otra novia. Mi desafortunada actitud ha cambiado y hoy en día soy partidaria de una postura más positiva: olvídate de ser anti-vestidos-de-tal-estilo y enfoca tu atención en ser pro-tu-vestido-de-novia.

vestido de novia blanco en la cama

Un vestido de novia es aquel que luce una novia el día de su matrimonio, de allí en adelante da igual lo que las tendencias marquen, lo que se vea en pasarelas y revistas o lo que te de la gana de lucir: largo, corto… vaporoso o almidonado… blanco ó blanco con toque de color… rojo, negro o de mil colores… falda, mini falda o pantalón… en mikado, seda, encaje o algodón… con flores, volantes, pedrería o estampado… con mangas, escote barco o strapless… de aires vintage, romántico, clásico o moderno…

vestido de novia, madrina, cortejo

Cada boda tiene su historia personal detrás, un sueño sobre cómo vivirla, un enfoque sobre cómo llevarla a cabo y un vestido de novia para dar ese paso. Es tu boda, tu historia, tu sueño, tu estilo… tú vestido de novia. Y si eres una invitada recuerda que es su boda, su historia, su sueño, su estilo… su vestido de novia.

vestido de novia en percha verde

Más imágenes

La invitación de boda ¿ideal?

Hoy en día las invitaciones de boda se vuelven más prácticas, menos tradicionales, ya no suelen llevar todo aquello que solían adornarlas en el pasado. Y casi que por la modernidad a veces se sacrifica lo más importante, todo aquello que la boda debe contener para que los convidados puedan asistir y participar de la misma cómoda y felizmente.

¿Qué aspectos no pueden obviarse en la invitación a tu boda? Hay muchos que podrían considerarse “excesivos” pero que dependen del gusto de los novios.  Una frase romántica puede ser ideal para algunos y otros la encontrarán innecesaria. Lo más importante es que la invitación de boda, contenga la información necesaria, resulte también el reflejo del gusto de los novios y un bonito detalle que seguro algunos recordarán de tu boda.

  • Si es una invitación tradicional, una frase o una breve anécdota la engalan más. Este es un detalle que se puede obviar, si los novios así lo desean.
  • ¿Será una recepción de etiqueta? No olvides hacerlo constar. Quizá piensas que se pueden molestar por mencionarlo pero ciertamente la gente se sentirá más cómoda de saber, cómo deben presentarse vestidos para estar adecuados a la boda.
  • ¿Es una boda sin niños? Es algo que todos los novios evitan mencionar, pero que sin duda anhelarán que dejen a los chicos en casa, pero si quieres una boda sin chicos, nadie tomará a mal que lo menciones así que ahorras el problema de no saber si llevarlos o dejarlos. Hazlo anotar en la invitación, en la de la recepción o en la de la ceremonia.
  • ¿Servirán la comida a determinada hora luego de la ceremonia? Ya sabes que la recepción conlleva iniciar el baile nupcial, cortar la torta y los discursos, no pecas de excesiva si haces constar la hora en que se servirá la comida, te lo agradecerán todos, pues a nadie le gustan las interrupciones.
  • ¿Confirmar asistencia? Es un dato que no debes olvidar, porque te ayudará a planear mejor las mesas y la distribución de la gente así como evitarte inconvenientes por no saber cuántos vendrán.
  • Y claro está el lugar, la hora, todos los datos necesarios. Si es en algún lugar complicado de encontrar, deberás adjuntar alguna gráfica o mapa para que puedan llegar con facilidad.

Más imágenes

Cómo debe ser el vestido de la madrina

Después de la novia, la segunda figura femenina más importante en una boda es la madrina.  El diseño tiene que ser sencillo (recuerden que “menos es más“), y nunca, y por ningún motivo, usar tonos parecidos al blanco, como el beige, marfil, el gris bajo, etc… y, sobre todo, que el vestido no compita con el de la novia.

Madrinas mediodía


Casamientos al mediodía:

Puede llevar una pashmina o saquito haciendo juego con el vestido . Siempre se llevarán medias y los zapatos no deben ser de taco demasiado  alto. Será mas adecuado llevar el pelo recogido y un maquillaje discreto, con especial énfasis en los ojos, que pasarán a ser los protagonistas.
El peinado más elegante será un recogido bajo, y nunca una melena suelta. Puede llevar sombrero. Recuerden que ¡¡¡¡¡ el sombrero sólo se puede llevar con vestido corto !!!!!
La madrina es la única que puede llevar vestido largo por la mañana, mejor en tonos claros y nunca en telas  brillantes.




Madrinas noche

Casamientos por la tarde:

Como la boda por la tarde va seguida de una cena, lo correcto es que todas las invitadas y por supuesto la madrina, lleven vestido largo. En casos excepcionales y sólo cuando la cena se celebre al aire libre, se podrá optar por un vestido de cocktail.
Los tejidos para este tipo de vestidos no tienen límite: rasos, tafetanes, organzas, sedas, muselinas, pedrería, terciopelo… Los colores: negros antracitas, bronces, rojos. Siempre son mucho más elegantes los colores lisos o combinados entre sí que los estampados, para esta hora del día.

Se pueden complementar con chales y estolas para cubrir los hombros durante la ceremonia. La cartera debe ser de tipo sobre, en materiales nobles como telas bordadas, terciopelos o pedrería. Los zapatos de taco alto (según la estación del año, sandalias o cerrados). El peinado más elegante será un recogido, con un tocado discreto de flores o un lindo broche. El maquillaje con algún detalle sofisticado que aporte un toque de luz y siempre de acuerdo a la edad de la madrina.

Casamientos por la tarde:

Como la boda por la tarde va seguida de una cena, lo correcto es que todas las invitadas y por supuesto la madrina, lleven vestido largo. En casos excepcionales y sólo cuando la cena se celebre al aire libre, se podrá optar por un vestido de cocktail.
Los tejidos para este tipo de vestidos no tienen límite: rasos, tafetanes, organzas,sedas,muselinas, pedrería, terciopelo… Los colores: negros antracitas, bronces, rojos, (siempre son mucho más elegantes los colores lisos o combinados entre si que los estampados,para esta hora del día).

Se pueden complementar con chales y estolas para cubrir los hombros durante la ceremonia.                                                                                                                                        La cartera debe ser de tipo sobre, en materiales nobles como telas bordadas,terciopelos o pedrería.                                                                                                                           Los zapatos de taco alto(según la estación del año, sandalias o cerrados).                                                                                                                                                                                      El peinado más elegante será un recogido,con un tocado discreto de flores o un lindo broche.
El maquillaje con algún detalle sofisticado que aporte un toque de luz y siempre de acuerdo a la edad de la madrina.

Más imágenes

Ideas: Tortas, ¿estilos?

Concepto

Cuando elegimos decorar una boda a partir de un concepto o una idea, comenzamos a pensar en diferentes estilos que puedan reflejar claramente ese concepto o idea. Por supuesto que hay infinidad de estilos posibles, pero tal vez los más populares sean: glamoroso, romántico, clásico, moderno, bohemio o veraniego casual. La torta indudablemente formará parte del estilo elegido.

Estilo glamoroso

Puedes buscar una decoración perlada con detalles y matices en blanco, champaña, y grageas de oro o plata. Rebordes de azúcar con forma de collares o broches para transmitir un glamour estilo Hollywood.

Estilo romántico

La torta debe ser ornamentada con detalles como flores y volantes, o decoración fantasía en dorado, inspirado en cuentos de hadas. Quizás rosas rojas y rociarla de pétalos de rosa, para darle u aspecto de ensueño.

Estilo clásico

La decoración debe ser blanca cremosa con perlas. Se deben hilar arcos de azúcar, adornos tipo cesta con perlas.

Estilo moderno

Se aconseja que tenga toques arquitectónicos, detalles monocromáticos o elegantes franjas. Coloridos metales ferrosos y salpicaduras de brillos audaces como rosa o naranja, también pueden ser flores sencillas.

Estilo bohemio

La decoración puede ser étnica de inspiración orgánica y embellecida con frutas, mariposas o luciérnagas. Puede tener impresiones de color según el lugar de inspiración. Una mezcla de colores terrosos con detalles naranja y rosa pueden darle un toque ecléctico.

Estilo veraniego y casual

Los colores ideales para este tipo de torta son el verde, azul y beige, que reflejan el mar, cielo, sol y arena. Detalles de conchas marinas y estrellas de mar también pueden acompañar este tipo de decoración.

Torta de bodas

Torta de bodas

Más imágenes

Ideas: ¿Y las sillas?

Cuando entras a un salón de eventos una de las primeras cosas que te llama la atención es la decoración de las mesas. Si bien en la ambientación del lugar inciden una variedad de elementos, las mesas son las que están en la mira de los decoradores de interiores y wedding planners, quizá porque acaparan la mirada de los invitados.

Los novios pasan meses eligiendo los centros de mesa, la mantelería o la vajilla, pero a pesar del esfuerzo muchas veces se olvidan de las sillas que permanecen huérfanas hasta que el encargado de organizar el salón decide cubrirlas con una funda blanca. Esta tendencia ha comenzado a modificarse en los últimos años y si hasta entonces las sillas ocupaban un lugar secundario en la decoración, hoy también exigen atención. Y por supuesto, grandes dosis de creatividad.

Así es como en algunos salones nos encontramos con una decoración que busca resaltar el color de base elegido por los novios a través de las fundas de las sillas. Es decir, si por ejemplo se ha elegido un mantel de base blanco, acompañado por uno en color naranja y servilletas del mismo color, no es de extrañar que las fundas también sigan ese tono. Pero esa no es la propuesta más arriesgada. En algunos casos, los novios prefieren el clásico blanco de las fundas acompañada de una gruesa faja de color en el respaldo que hace juego con las servilletas y terminar en un moño o nudo.

Para ampliar el abanico de ideas, también están los que optan por varias fajas coloridas combinadas para el respaldo –siempre con la funda de base blanca- o bien la presencia de un ramo de flores en la parte trasera de la silla y sobre la faja.

Más imágenes

Ideas: ¿Decorar tu fiesta con globos?

¿Alguna vez te lo preguntaste?

No descartes esta opción hasta que veas lo maravillosa que puede quedar una boda decorada con globos. Decorar con globos es una tarea que fundamentalmente requiere imaginación y cierto grado de maestría por lo que si te aventuras a decorar con ellos asegúrate que tu decorador haya trabajado con globos anteriormente.

Sencillo y económico

Los materiales necesarios son muy básicos: globos del color de tu preferencia, cuerda o cinta para atarlos, helio, quizás pesitas si quieres utilizarlos como parte de tus centros de mesa. Usualmente el helio lo puedes conseguir en una tienda de fiestas, ellos pueden alquilarte los tanques de helio o bien inflar tus globos en la tienda.

Comodidad ante todo

Recuerda que quieres que tus invitados bailen cómodamente y disfruten de tu boda al máximo por lo que si quieres globos de helio sueltos por el techo procura que las cintas no sean tan largas como para incomodar en la pista. Una posible idea es hacer formar ramilletes de 3 globos de diferentes tonos, puedes soltarlos al techo igual o fijarlos en los pilares del salón o sobre los marcos de las puertas. Generalmente un ramillete con un número impar de globos resulta más estético, pero no es obligatorio.

Más imágenes

Vestidos de novia de colores

¿Se han planteado la posibilidad de llevar un vestido de novia de algún color? Cada vez más novias se atreven a animar el blanco de su vestido con un toque de color, e incluso las hay que se animan mucho y ¡¡todo su vestido es de color!! Existen muchas posibilidades para dar un toque de colorido a tu vestido, muchos complementos, velos, zapatos, remates del vestido, etc. A mí personalmente me encantan los fajines de algún color, le dan un toque de alegría al vestido a la vez que son muy elegantes:

Otra posibilidad es añadir como complemento un lazo, además, este año se llevan mucho:

Los detalles bordados en color, tanto en vestido como en velo a juego:

Actualmente no hay ningún límite en los colores, ya sean colores sutiles y pasteles como los modelos de Vera Wang ¿te parecen elegantes?:

Y ya si quieres a llamar del todo la atención, huir de lo convencional y sentirte sexy, nada mejor que estos vestidos de novia en tonalidades rojas y que no pasan para nada desapercibidos, toda una apuesta, ¿te atreverías?

Fuente: Elle

Novias eternas

Los vestidos que han hecho historia siguen marcando estilo años después.

Uno de los puntos más importantes a la hora de escoger vestido de novia es, sin duda, cómo envejecerá con el paso de los años. Sobre todo, cuando eres un personaje público y tu imagen permanecerá en la retina de la gente durante mucho tiempo. Que se lo digan a Lady Di.

Sin embargo hay modelos, actrices y princesas que escogieron maravillosos y favorecedores diseños que, décadas después, continúan influyendo en las tendencias de moda nupcial tanto o incluso más que el día en el que fueron llevados.

Los vestidos de novia de Grace Kelly, Bianca Jagger o Mia Farrow, entre otras, protagonizan nuestro recorrido, a la vez que vemos cómo su legado creativo sigue estando presente en la moda nupcial 2011.

Fuente: Vogue

Ver galería completa


Un estilo para cada novia

Chicas les cuento algunos trucos que utilizan los diseñadores para aconsejarnos a la hora de la elección del vestido:

• Para aumentar el busto lo ideal es un buen drapeado o plisado (acuérdense “SOLO EN EL BUSTO”, son pocas las agraciadas que se pueden dar el lujo de usarlo en torso y cintura).
• Si la altura de la novia no supera el metro cincuenta, recomiendan los zapatos con una plataforma de 2 ó 3 cm que además de estar de moda hacen el calzado mucho más cómodo.
• Si tenés cadera estrecha, elegí la superposición de telas.
• El strapless lamentablemente para muchas de nosotras es una prenda complicada. Pide buenos huesos, mejores lolas y unos hombros perfectos.
• Para esconder cinturas anchas y algunos rollitos, la solución pasa por una buena corsetería y ¡¡¡NADA de frunces en la falda!!!
• Si hay que disimular kilos ubicados en las caderas, lo mejor es alargar el talle y cortar la pollera al bies.
• Los escotes en “V”, siempre estilizan la figura.
• Si no vas al gimnasio y los músculos de los brazos no son tu fuerte (entiéndase por el famoso “salero”) pueden disimularse con una manga corta o caída. Otro recurso: guantes largos, en un género que no ajuste.
• El vestido que podés elegir con absoluta tranquilidad si tenés entre 20 y 35 años, es el de línea “A” (corset con falda amplia y media cola). Es súper romántico y queda bien en casi todos los cuerpos.
• Por último, siempre acordate que el vestido perfecto es aquel en el que te sientas como una “Diosa”, porque lo fundamental para que los demás te vean divina depende de tu actitud.